miércoles, 22 de febrero de 2012

Última Vanidad del Ocultamiento


Profundo respirar de la marea,

ahí donde el sol se pierde,

una piedra incandescente,

tristemente vanidosa,

contempla su reflejo

justo antes de cerrar los ojos

en su fascinación egoísta

encandilada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada