martes, 21 de febrero de 2012

Sin Retorno.


Espera un momento a que yo empiece
a cabecear nuevamente

Espérame a que vuelva
cargado de regalos

Espérame en la sombra
de un árbol que se mece

Dime cuando empieces
a perder la paciencia
a perderme en las horas
que se han ido
sin retorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada