martes, 21 de febrero de 2012

Modesta y Paranóica Vanidad de los Pies

14/12/2009.

Dibujarse los pies,
en parte puede ser,
pillarse la cola.

Volver a leerse,
en parte puede ser,
pillarse solo
y viendo tele
a las 10 de la mañana
en la cama de una ex  - novia
“x”,
mientras ésta se está duchando.

Querer recordar esta simpleza,
en parte significa:
dibujarse los pies.

Pillarse la propia cola es traicionarse a sí mismo,
pero también,
vigilar tal extremo es tener la cautela de avanzar
cuidándose
de la propia sombra.

Vigilar la propia sombra
puede ser,
en parte,
rebuscarse en un espejo empañado,
tener en cuenta y bajo control
que la sombra no domine los pasos
de mis bellos y fuertes pies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada