martes, 21 de febrero de 2012

RitO RedOndO

La belleza de tus formas circulares
una a una perfectas,
y entre todas,
tu conjunto de esferas
perfectas.
(sic de lo anterior).

Bellísima tu espalda
hasta tu cola,
y tus bellos pechos
que asustados asoman.

Tu propio dedo te recorre perfecta
abriéndose paso hasta el agobio.
Una,
otra,
y una vez más,
abriéndose paso hasta el agobio,
tu propio dedo te recorre perfecta.

P.D.: (léase: nuevamente 8 y 8 veces más).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada