martes, 21 de febrero de 2012

La estatua de sal.


La estatua de sal.

No se puede vivir mirando al pasado,
he ahí que va
la famosa canción de misa:
“caminar caminar,
nunca para atrás mirar…”

Se aprecia lo común con el conjuro
que va de la siguiente manera:
“martes hoy,
martes mañana,
martes toda la semana”,
tanto para la marmota,
como para el Tué Tué.

El pasado,
la estatua de sal,
el inocente roedor,
y el maligno pajarraco de malos augurios,
son todos unos monstruos
monstruosamente feos,
y al mirar al pasado,
casi siempre,
siempre,
nos traen el terror.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada