miércoles, 22 de febrero de 2012

Aproximaciones vacilantes hacia la Novela de la Bruma


APROXIMACIONES                             VACILANTES,

SÍ,

VACILANTES,

HACIA LA “NOVELA DE LA BRUMA”
:

Sábado 06 de febrero del 2010,
pasando al renombrado domingo 07
de febrero del 2010…
 (Atentos: JA!&Q! en formación)

SESIÓN DE MÍ MISMO:

Entonces, luego de esa alucinante iniciación (siempre hay que desconfiar de casi toda iniciación, o incluso e inclusive: iniciativa, más aún de cualquiera “alucinante”, o que como tal se hoce y haga nombrar) comenzaremos por el comienzo (como me gusta, bien decir y/o bendecir bautizando, aunque suene o lea redundante – es decir (de otra manera): insistentemente  aclarativo -) para no dejar puertas abiertas (como se mal hace, a veces, con la ouija… va la cosa sobre el mal entendido) a la duda (¿por ello también el paréntesis persistente?)…

… me abro camino

en el bosquejo…

… bueno, ¿a qué vengo? (y ¿por qué no partir con un "bueno" si lo que quiero es partir bendiciendo?).
… vengo y voy adonde debo,
adonde quiero,
adonde lo necesite yo más
sanamente,
donde precise mi destino ubicarme,
más allá de mí,
más  allá de todo,
más allá de ti,
en mí mismo,
quizás.

Respiro profundo
De la siguiente manera:
Inhalo:
“mmmmfffffffffffff”.
Exhalo:
“ffffffhhhuffffhhuu”.
-
UN CIGARRO
-
LUEGO EL TAROT (que es la verdadera y original intención de la sesión de mí mismo)
-

TAROT

(dejo el título hecho antes de ir a fumare un cigarro para adelantar el trabajo –sin comas ni nada porque estoy apurado-.)
Este tipo de escritura pertenece a la “novela de la bruma”, título de un libro de Emerístides de Abisinia (primo de Eratóstenes el Abisinio), en respuesta a la “novela luminosa” del uruguayo loco ese.
 (¿qué quiere decir toda esa gente?).


TAROT (SEGUNDO INTENTO Y FINAL)

(sic del paréntesis bajo el título anterior y anterior)
((No empieza la sesión porque tiene miedo de toparse con la verdad que ofrecen las cartas)…
(Lo verdaderamente importante no se olvida,
¿cómo puedo entonces olvidarla?) No se olvida, y por eso se repite)
La “novela de la bruma” o “noche brumosa que mal suena” es un intento de remake (como es todo remake nomás: un intento de remake) de “Niebla” de Unamuno, pero con un toque de novela post apocalíptica, o sea, no es nada nuevo y un mundo hacia lo original que no ha de realizarse…

… pura teoría…
…por el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada