miércoles, 22 de febrero de 2012

Quiérase o no se quiera.

De la tierra,
habitada
y antigua,
somos todos inocentes
trabajadores.

Del amor que palpita
en nuestros corazones
somos todos entusiastas activistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada